Qué es el coaching - La escoba y la mastana

Qué es el coaching

Introducción

El coaching es una de las palabras más habituales últimamente, parece que está en tendencia, pero, ¿Qué es el coaching? Más allá del “vox populi”, hoy voy a definir y recopilar qué es como concepto según mi punto de vista, para que sirve, los beneficios de un proceso de puede ofrecerte, y como no, cuándo contratar un proceso de coaching.

Qué es el coaching

Personalmente concibo el coaching como un proceso de transformación personal en el que mediante conversaciones estructuradas te acompaño a que descubras y explores tus talentos, tus potenciales, hagas las paces con tus emociones, descubras tus creencias para alcanzar aquello que realmente quieres alcanzar, consiguiendo resultados diferentes a lo que has conseguido hasta ahora, y sobre todo que sean duraderos en el tiempo.

El coaching trata del cambio, de cómo hacer cambios.

Qué no es el coaching

No es psicología ni terapia y por supuesto tu coach nunca debería decirte lo que tienes que hacer ni darte consejos. Como mucho te hará sugerencias basadas en tus circunstancias y tus deseos con el único fin de que consigas tus objetivos.

Para qué sirve

Podríamos decir que el coaching es un trabajo en equipo en el que, como coach, te voy a invitar a alcanzar lo mejor de ti misma para obtener los objetivos que deseas en cualquier ámbito de tu vida que quieras trabajar.

Podemos ir desde tu vida privada, pasando por la profesional, financiera, espiritual… así como a desarrollar habilidades específicas para conseguir esos objetivos o metas.  Será siempre basándome en la información que tú me proporciones, ofreciéndote la oportunidad de descubrir recursos que ya tenías y que no te habías dado cuenta y a generar nuevos recursos y habilidades para conseguir los objetivos que realmente deseas.

“el Coaching consiste en liberar el potencial de una persona, para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender, en lugar de enseñarle”.

Sir John Whitmore 

 

Beneficios de un proceso de coaching

Durante un proceso de coaching, se van a despertar muchas cosas, aquí te detallo los principales beneficios del proceso:

· Metas: Ayuda a definir objetivos. Cuando trabajemos en qué objetivos quieres conseguir, y sobre todo el para qué quieres conseguirlos aparecerán pensamientos y creencias que muchas veces no eras consciente. Uno de los grandes beneficios es aprender a definir para qué queremos conseguir ciertos objetivos y si realmente son para nosotras o para cubrir las expectativas de otras personas (padres, madres…) con lo que el cumplimiento de esos objetivos no nos daría el bienestar y la satisfacción que esperamos a medio/largo plazo.

Definir metas durante un proceso de coaching te proporciona la motivación suficiente como para realmente cumplir esta meta y que sea sostenible en el tiempo.

· Creatividad: Libera la creatividad. Muchas veces queremos conseguir algo, pero el pensamiento “no puedo”, “no se puede”, “no se hacerlo” y similares aparecen en nuestra mente hasta el punto de conseguir que abandonemos nuestros sueños y en algunos casos que ni siquiera los empecemos. Liberando la creatividad y con un trabajo consciente sobre creencias, veremos cómo esos “no puedo” o “no se hacerlo” se difuminan y se nos ocurren formas diferentes o alternativas de conseguir las cosas. Se trata de romper los limites establecidos por nuestra mente y estimular nuestra parte imaginativa y creativa para conseguir lo que queremos.

Te darás cuenta que ya tienes los recursos necesarios o crearemos esos recursos para conseguir lo que te has propuesto.

· Flexibilidad: Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio. Uno de los grandes aliados de la creatividad es la flexibilidad y la adaptabilidad al cambio. Esto te permitirá superar los obstáculos en lugar de verlos como problemas. Con flexibilidad y adaptación la superación el desarrollo se convierten en un aliciente en tu vida.

Si el coaching va de cambio, la flexibilidad va a ser uno de tus mayores aliados para generar y asimilar esos cambios.

· Comunicación: Mejora las relaciones: mejor comunicación con el entorno. En muchas ocasiones creemos que somos claras o que decimos las cosas de forma precisa, pero nuestro mensaje no llega. Otras veces esperamos que los demás entiendan lo que nosotras queremos “deduciendo o suponiendo” y eso genera dificultades de comunicación, discusiones y malos entendidos. Y luego tenemos la famosa “psicología doble de la mujer” en la que se supone que decimos una cosa pero queremos decir otra. Durante el proceso veremos que deducciones, psicologías dobles y demás suposiciones sobre lo que estamos diciendo o los demás tienen que interpretar no hacen más que dificultarnos nuestra comunicación.

Trabajaremos sobre la comunicación asertiva, clara, directa y empática para conseguir que tu mensaje llegue de la forma en que lo envías.

De esta forma, reducirás la sensación de frustración en tus relaciones y conseguirás una relación con tu entorno óptima y saludable.

· Poder personal: decidir por sí solo y a asumir sus propias responsabilidades. Uno de los grandes beneficios del coaching es que como aumenta la seguridad y la determinación aprendes a decidir por ti misma y a asumir tus propias responsabilidades, ya que es la única forma de solucionar tus propios problemas, ser autosuficiente y recuperar tu autoestima. Cuando vas a por una meta, sabes que esa meta es lo que realmente quieres, ves que la consigues empiezas a generar un montón de energía.

Es la energía que vas a utilizar para seguir avanzando y para realizar todos los pasos de tu plan de acción, con flexibilidad y capacidad de adaptación, ya que tendrás todo tu poder personal disponible para tomar decisiones positivas y productivas.

· Bienestar: Reduce el estrés y ayuda a gestionar el tiempo. Seleccionar solo objetivos alcanzables. Hacer aquello que da sentido a tu vida. Cuando consigues enfocarte en aquellas metas / objetivos que son los que realmente quieres, algo se enciende dentro de ti, y a medida que lo consigues, con objetivos medibles que puedas reconocerte, aparece la sensación de bienestar. Esa sensación que te llena por dentro, que te saca una sonrisa que cubre todo tu ser y te da ánimo y energía para continuar tu camino.

Aprender a priorizar y distinguir lo importante, de lo urgente, lo relevante de lo trivial hará que la gestión del tiempo y de tu energía se vuelva óptima para que dejes de tener todas esas fugas que te han impedido conseguir lo que quieres hasta ahora.

· Motivación: Ayuda a descubrir lo que realmente le gusta hacer. ¿Cuántas veces en nuestra vida dejamos proyectos a medias o abandonados? ¿te has preguntado por qué te pasa eso? Otra opción muy habitual es que trabajes por un objetivo, le inviertas muchísimas horas y cuando consigues tu objetivo te des cuenta de que no te sientes todo lo bien que esperabas, o que disfrutaste más del camino, por aquello de los desafíos, pero la meta… aixs!… no te sientes lo bien que esperabas, por lo que al poco empiezas otro proyecto con la esperanza de disfrutar del camino y que tal vez, cuando consigas tenerlo en marcha disfrutes del objetivo.

Cuando la meta está bien trabajada, disfrutar del proceso y del objetivo sale solo. Un buen trabajo de reconocimiento, gozando del poder personal y de la energía que te da conseguirlo te permitirán conseguirlo, disfrutarlo y mantenerlo en el tiempo.

· Alcance: Ayuda a llegar más lejos. Si los límites los pone la mente, también los puede quitar. Muchas veces pensamos en proyectos, algo pequeño, discreto porque esos primeros objetivos parten de tus propios límites, es decir frases del tipo “¿a quién le va a interesar?” o “lo importante es participar”, o “es que lo hago por hobbie”, o también muy extendido “como voy a cobrar si disfruto haciéndolo” toda esta batería de pensamientos, y otros tantos, son los que nos hacen, en primera instancia, plantearnos objetivos pequeños.

Durante el proceso, a medida que esas barreras vayan cayendo, verás como llegas mucho mas allá de lo que te podías imaginar en un principio, ya que esos limites habrán caído de forma natural, los habrás superado casi sin darte cuenta movida por tu propia motivación por conseguir tu objetivo, que poco a poco se hará más grande.

· Autoconocimiento: El coach provoca que el coachee reflexione sobre si mismo. Una de las formas mas efectivas de conseguir tus objetivos, el bienestar en tu vida y en general esa felicidad a la que todos aspiramos, es el autoconocimiento. El autoconocimiento, es decir, conocerte a ti misma. Hablarte de forma clara, asertiva, directa y empática para saber qué quieres, qué te gusta, qué te han inculcado, qué influencias tienes de la sociedad… Esto es básico para conseguir llegar a tus verdaderos objetivos, o dicho de otro modo, para lograr TUS sueños.

A través del proceso de coaching y de tus respuestas, llegarás a tener un profundo conocimiento de ti misma, de tus emociones,  sentimientos y de lo que realmente te gusta, se te da bien y como consecuencia de este autoconocimiento aparece un gran alivio, poder personal y reconocimiento de tus propios logros diarios.

Cómo – Método 6 pasos. Qué sucede en un proceso de coaching

Y como conseguir todos estos beneficios te preguntarás… en tu proceso de coaching, en cada sesión lo que haremos será seguir el método en 6 pasos:

  1. Haremos una charla para ver como estas, como ha ido la semana. En tu primera sesión en esta charla me contarás que quieres conseguir, que te ha traído al proceso… es un poco para conocernos, establecer una conexión.
  2. Objetivos y metas. En esta fase de la sesión hablaremos con mas profundidad de tus sueños y ese “objetivo” o meta que te impulsa a querer hacer un proceso de coaching.
  3. Indagación. Aquí entraremos mas profundo todavía. Averiguarás para que quieres la meta, entraras en los verdaderos y profundos motivos que te impulsan a querer si o si conseguir tu sueño, sea este un proyecto personal, vital, profesional y del tipo que sea. Veremos cuales son tus valores, que te aporta la meta, que te ha impedido conseguirlo hasta ahora y trabajaremos en esos impedimentos. A partir de ese momento, a esos impedimentos empezaremos a llamarlos creencias y trabajaremos sobre ellas con todas las herramientas disponibles.
  4. Si si, has leído bien, aterrizaremos, es decir, que bajaremos a tierra todas esas ideas que hayan salido, las pasaremos del plano mental a la realidad. ¿De que otra forma podrían convertirse en realidad?
  5. Plan de acción. Ya con las ideas y el proyecto bajado a tierra, es decir, que hayas imaginado de forma tangible como va a ser una vez terminado, lo descompondremos en partes asequibles. La forma en que las cosas grandes se convierten en reales es descomponiéndolas es partes mas pequeñas y asequibles. Y eso es lo que haremos. Descompondremos el proyecto en partes que puedas asimilar, con una buena planificación, es decir, estableceremos un plan. Ese plan, tranquila porque no queda grabada en piedra, nos iremos adaptando a las situaciones y las trabajaremos para que puedas superar todos los obstáculos que puedan aparecer en el camino, para que cuando lo consigas, te sientas realmente orgullosa de ti.
  6. En cada sesión sacaremos conclusiones de como ha ido la sesión, que has aprendido, que has soltado y haremos un resumen de los puntos del plan de acción para la semana siguiente, asegurándonos así que tanto tu parte mental como la emocional están alineadas con lo que te has propuesto hacer y tengas la motivación necesaria para hacerlo.

 

Entre 5 y 10 semanas después, siguiendo tu propio plan y con el apoyo del coaching tu objetivo estará conseguido o encaminado hacia el éxito.

Es imprescindible que te comprometas contigo misma en tu propio éxito, y tienes mi total compromiso a que eso suceda.

Cuándo contratar coaching personal

Y ahora viene la gran pregunta: ¿Cómo se si quiero / necesito un proceso de coaching?

Pues como solemos hacer los coaches, la respuesta son mas preguntas. Te voy a plantear algunas preguntas, si tu respuesta a la mayor parte de esas preguntas es SI, entonces estás lista para empezar tu proceso de coaching.

Allá vamos:

¿Te cuesta cada día mas levantarte para ir al trabajo?

¿Tu día a día se ha vuelto monótono y aburrido?

¿Te sientes desmotivada?

¿Sabes que hay algo mas ahí para ti, que no has nacido para lo que estás haciendo ahora?

¿Te sientes como fuera de lugar en tu entorno?

¿Intuyes que vales más de lo que te reconoces, pero no sabes ni por donde empezar a cambiar eso?

¿Te sientes como a la deriva, como si otra persona dirigiera tu vida o fueras un personaje secundario en tu propia vida?

¿Te sientes sobrepasada por tus emociones y no entiendes de donde viene?

¿Crees recordar que hace tiempo tenias sueños “locos” de viajes o de proyectos, pero los dejaste atrás arrastrada por las circunstancias?

¿Quisieras tener un trabajo con el que te sintieras realmente realizada?

¿Te cuesta tomar algunas decisiones por lo que pensarán de ti?

¿Te gustaría que tu comunicación fuera clara y directa, pero a la vez sensible y empática?

 

La acción es lo que genera el cambio

Si la mayor parte de tus respuestas han sido ¡SI!, entonces solo falta una por responder:

¿quieres empezar a ser TÚ la que vive, dirige y disfruta tu vida?

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *